Menú De Dieta Baja En Carbohidratos Para Una Comida Saludable

Aquí hay algunos ejemplos de un buen menú de dieta baja en carbohidratos. Estos menús que contienen una lista de alimentos bajos en carbohidratos pueden ayudar a mantener su peso en un rango saludable, así como a mantener los niveles de azúcar en sangre para las personas con diabetes.

Desayuno Bajo En Carbohidratos

Esto podría ser burritos que se hacen con tortilla baja en carbohidratos, dos huevos revueltos en aceite o mantequilla. La mantequilla o el aceite dan un sabor excelente y el pan de tortilla se suma al sabor. Los burritos son comida mexicana hecha con pan de tortilla de harina de trigo. La tortilla se dobla por los bordes con relleno por dentro.

Almuerzo bajo en carbohidratos

Roll-up de pavo (hecho con carne de pavo, queso bajo en grasa enrollado en dos hojas grandes de lechuga); su sopa enlatada favorita baja en carbohidratos y una porción de requesón.

Cena Baja En Carbohidratos

1 pechuga de pollo cocida y picada envuelta en una tortilla baja en carbohidratos y cubierta con queso cheddar bajo en grasa, lechuga, salsa y crema agria; una pequeña porción de maíz y una guarnición de frijoles refritos bajos en carbohidratos.

Receta 1 – Tostada francesa dietética

Ingredientes

  • 2 rebanadas de pan integral, cortadas en 4 cuadrados
  • 1/4 taza de sustituto de huevo líquido
  • 3 cucharadas de leche descremada
  • 1/4 de cucharadita de vainilla
  • 1 pizca de canela o nuez moscada
  • 1 pizca de sal, opcional

Direcciones

En un tazón mediano grande, combine el sustituto de huevo, la leche, la vainilla, la canela y la sal. Dejar de lado. Lleve una sartén grande ligeramente engrasada a un poco más de fuego medio. Sumerja cada uno de los trozos de pan en la mezcla de huevo volteando cada trozo de modo que ambos lados estén empapados con la mezcla. Coloque rápidamente los trozos de pan en la sartén, colocando tantos en un lote. Cocine y dore cada rebanada durante aproximadamente 2 a 3 minutos. Engrase la sartén con un poco de aceite de cocina entre tandas. Sirva con vainilla o su cobertura de yogur favorita.

Receta 2 – Huevos florentinos y jamón.

Ingredientes

  • 275g de espinacas frescas lavadas y listas para comer
  • 2 cucharadas de queso parmesano recién rallado
  • sal y pimienta negra recién molida al gusto
  • 225g de jamón magro rebanado
  • 1 cucharada de vinagre blanco destilado
  • 2 huevos

Calienta las espinacas en el microondas a temperatura alta durante 5 minutos. Espolvorea con el queso y sazona al gusto. Pica las espinacas en trozos pequeños y divídelas en dos platos.

Sofreír el jamón en una sartén antiadherente durante 2 minutos o hasta que esté ligeramente dorado. Repartir sobre los platos de espinacas.

Agregue el vinagre a una olla con agua hirviendo y cree un remolino en el centro. Deje caer un huevo en la bañera de hidromasaje, apague el fuego y déjelo tapado durante 4 minutos o hasta que cuaje. Repite con el segundo huevo.

Sirve los huevos sobre el jamón.

¿Es La Dieta Baja En Carbohidratos Efectiva Para Perder Peso?

Existe una gran diferencia entre las dietas sin carbohidratos y las dietas bajas en carbohidratos. La dieta sin carbohidratos es donde hay una eliminación total de todos los carbohidratos en las comidas diarias. Esto significa que la persona tiene que depender de las grasas de los alimentos de origen animal como principal fuente de energía.

Esta dieta es particularmente adecuada para las personas que necesitan seguir dietas cetogénicas, en particular un pequeño número de niños epilépticos con afecciones difíciles de curar. La gente a menudo confunde este tipo de dieta con las dietas bajas en carbohidratos. Cabe señalar aquí que el uso no supervisado o descontrolado de la dieta sin carbohidratos puede provocar muchas afecciones médicas desfavorables y permanentes.

Dieta Para Reducir Los Carbohidratos: ¿Funciona?

Una dieta reducida en carbohidratos se basa típicamente en reducir significativamente todos los tipos de carbohidratos. Una dieta como esta está ganando popularidad debido al hecho de que al comer demasiados carbohidratos, corre más riesgo de sufrir obesidad, exceso de grasa corporal, enfermedades (especialmente diabetes) y mucho más.

Pero, hay un problema: ¿Recuerda que dije anteriormente que una dieta como esta se basa en reducir TODOS los tipos de carbohidratos? Bueno, ahí es donde radica el problema …

Verá, hay dos tipos de carbohidratos. Tienes los carbohidratos buenos y los malos. Los buenos son los carbohidratos complejos (fibra). El tipo malo es el azúcar. ¿Estás empezando a ver dónde está el problema?

Limitación De La Dieta Baja En Carbohidratos

Nuevamente, existen varias limitaciones para las dietas bajas en carbohidratos. Por un lado, la mayoría de las personas que se someten a tales dietas suelen experimentar estreñimiento debido a la falta de fibra inherente a la mayoría de los productos a base de carbohidratos como el salvado de maíz, el trigo y el trigo integral.

Otra limitación de este tipo de dietas es el aumento de proteínas a través del consumo de productos de origen animal. Los altos niveles de proteína en las comidas diarias se han relacionado con fallas renales permanentes. Las personas que han tenido una o más formas de enfermedades renales (ya sean pasadas o presentes) son especialmente susceptibles a fallas renales mientras se someten a dietas bajas en carbohidratos a largo plazo. Esto se debe al hecho de que el aumento de proteínas significa un trabajo adicional para el órgano en cuestión, y dado que los riñones están trabajando más de lo normal en “niveles cómodos”, es inevitable una ruptura.

Carbohidratos Buenos Y Malos

Cuando esté en una dieta baja en carbohidratos, debe evitar los carbohidratos malos que incluyen:

Granos refinados como pan blanco, arroz blanco y pasta enriquecida

• Pastel, galletas dulces y papas fritas

• Patatas blancas

• Refrescos endulzados

• Azúcar

Mantener niveles constantes de azúcar en sangre a lo largo del día lo ayudará a controlar sus hábitos alimenticios y los dolores repentinos de hambre que pueden ser un verdadero culpable de sabotear sus planes de dieta bien intencionados. Aprender a comer en un horario continuo de 3 a 5 veces al día para ayudar a mantener niveles consistentes de azúcar en la sangre evita que su cuerpo entre en modo de “inanición”, lo que le dice a su cerebro que almacene grasa.